lunes, agosto 24, 2009

Es entonces que pierdo la concentración, dejo las hojas sobre la mesa y mis ojos rodean tu rostro canela... ligeras mis manos roban el calor de tus mejillas, atrevida mi boca roza tu nariz...

y entre la luz que se filtra bajo el techo azul, disparas una sonrisa.*


Semana dos de un año que no es necesario conocer, días van...días vienen, las mismas caras, nuevos rostros... Vamos comenzando una nueva escala en esa pendiente hacia la cumbre donde ha de estar el inicio a otra nueva meta. Y así, ir e ir...

Antes de hacerle carrera a las horas de la noche y aferrarme a los minutos de la madrugada disfrutaré estos pequeños momentos de ligera paz, para enredarme en tu cabello, para respirar el aliento de tu boca, para volver a enredarme en tu cabello... y quedarme en el a dormir.

3 comentarios:

Clarissa Guerra dijo...

:O

Vanessa dijo...

Oii garoto ^^
obrigada pelo comentario em meu blog, adorei :D
gostei muito do seu blog também, já estou seguindo hausuah lindo texto :D
Bjs

Del... dijo...

Hola,me puse muy contenta de tener otro seguidor!
El modo como escribes es muy interesante...
me gusta mucho sus textos!
:)

PS:Perdon algún error,estoy aprendiendo espanõl...necesito practicar!!rsrs