sábado, septiembre 12, 2009




Y la taza estaba llena.

una mesa bajo el cobrizo sol poniente
dos personas meneando sus cucharas en las negras aguas
tres de azucar
cuatro palabras que sin decirlas ya estaban en el aire
cinco minutos conversando cosas sin interés
seis meses que esperaron para encontrarse
siete dias a la semana que se pensaban
ocho cartas en todo ese tiempo
nueve lagrimas se mezclaban con el café
diez minutos de silencio

y la taza estaba vacia.

[no será lo mismo*]


2 comentarios:

Creo que enloquecí. dijo...

Las cosas que hicimos sin darnos cuenta...

Saludos :)

Celestita ♥ dijo...

lala :)